Dos libros narran el carnaval de las finanzas en el Vaticano

Donaciones para niños enfermos destinadas a remodelar el apartamento de un cardenal, una desviación de 400 millones de euros del Óbolo de San Pedro, con donaciones de las diócesis  y católicos de todo el mundo, y vacíos de hasta 700 mil euros en el presupuesto destinado para las compras del supermercado son parte de los ejemplos de la mala gestión de las finanzas en el Vaticano.

Esta información se desprende de los libros “Avaricia” del periodista de origen italiano Emiliano Fittpaldi y de “Via Crucis” del también periodista Gianluigi Nuzzi, considerado el azote del Vaticano por muchos. En los textos, mediante correos electrónicos, actas de reuniones y conversaciones privadas grabadas se narra el despilfarro que rodea el uso de las donaciones en la Santa Sede.

nuzzi_28045_11

Gianluigi Nuzzi en conferencia de prensa minutos antes de presentar su libro “Vía Crucis”. Imagen tomada del sitio Noticias de Ávala.com

El nuevo escándalo, bautizado por la prensa local como VatiLeaks 2, además de exponer las irregularidades financieras que por décadas han estado presentes en el Vaticano, hace fuertes revelaciones sobre la molestia de un sector de la Iglesia que pretende frenar las reformas financieras impulsadas por el Papa Francisco.

Una parte significativa de las fuentes documentales fue suministrada por un cura español llamado Lucio Ángel Vallejo Balda y la laica italiana Francesca Chaouqui, quienes tuvieron acceso a la información en el 2013; cuando formaron parte de la comisión encargada de realizar reformas económicas en el Estado pontificio.

Tanto Vallejo como Chaouqui fueron detenidos y acusados por el Vaticano por robo de textos confidenciales.

15 millones de euros guardados en cofres de fundaciones a nombre del Papa emérito Benedicto XVI  y de San Juan Pablo II  además de cardenales jubilados financiados por la Curia Romana también son parte de los señalamientos contenidos en los textos mencionados anteriormente.

En el 2012, Nuzzi, publicó un libro con documentos robados del escritorio del papa Ratzinger, que aceleró la renuncia del aquel entonces pontífice.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s